Habitantes

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Jane Eyre de Charlotte Brontë

Suelo leer varios libros a la vez, pero hay casos en que la obra me tiene a tal punto atrapada, que prefiero terminarlo antes de comenzar otro, básicamente porque no puedo parar de leerlo y necesito saber qué va a suceder.

Jane Eyre es una novela escrita por Charlotte Brontë, quizás la más conocida de las hermanas Brönte, y publicada en 1847. Es una obra bastante sustanciosa que nos hace acompañar a Jane durante gran parte de su vida, siendo testigos de sus aventuras y sus desventuras.

Algunos han calificado a Jane de sosa, solícita y sumisa pero después de leer la obra, me parece que es una visión superficial del personaje. Primero porque hay que ponernos en el contexto en el que escribe Charlotte, una época en que se espera que las señoritas cumplan ciertas reglas, y aunque Jane tenga la apariencia de sumisión y fragilidad, no es más que eso: una apariencia. La protagonista es más bien “salvaje” (varias veces se la califica así en la obra, especialmente los hombres que la conocen más en profundidad), contestadora y siempre hace lo que su voluntad le pide, aunque muchas veces ello sea sumamente dificultoso.

Las primeras páginas atrapan… es que Jane es una niña poco afortunada, que pierde a sus padres para ser adoptada por su tío, quien la querrá como a una hija, pero no podrá decirse lo mismo de su esposa y sus primos. A la pérdida de sus padres se sumará la de su tío y con ello se acabará la escasa protección que tenía, quedará sumida al desprecio de su tía, al maltrato de su primo y al desdén de sus primas. Como se puede apreciar, Jane es una heroína trágica ¡Y eso que solo les estoy contando las primeras páginas del libro! La protagonista será una mujer con un cuerpo sumamente frágil, pero un alma fuerte que le ayudará a apreciar a todas las personas que le ayuden en la vida y a determinar su virtud ante cualquier entuerto (y créanme que sobrarán).



Mi opinión…



Jane Eyre de Alba ediciones tiene aproximadamente 700 páginas que me devoré con total avidez, me costaba dejar a Jane en esa profunda soledad de la que era parte y me daba curiosidad la historia narrada desde su propia perspectiva. Es fácil encariñarse con un personaje como éste, lleno de virtudes, pero con muchos defectos también. Asistimos a su proceso de maduración, en el que Jane aprende a controlar sus impulsos y se educa, pero siempre saldrá a relucir su rebeldía. 

Es muy interesante que el personaje de Jane se oponga a otro personaje Bertha, a quien  conoceremos en la casa del Señor Rochester. La loca del ático es del nuevo mundo y trae consigo todas sus depravaciones, se le acusa de locura como una enfermedad sin contextualizarla. No tiene el comedimento ni la ética propia de la mujer europea, no es callada ni sumisa, no es inteligente ni calma; Jane será entonces la figura femenina opuesta… pero no estoy tan segura. Sí, Jane es innegablemente la presencia de la virtud femenina, pero el personaje deja escapar más independencia de la que quizás se quisiera. Es cierto que se somete a su Señor Rochester pero exclusivamente movida por un amor. Es cierto que no es esclava de sus pasiones, pero creo que la autora deja abiertos huecos de lectura indicando que Jane, si bien es comedida, tiene deseos que no se aplacan y que son parte de su ser.


Por otro lado, es importante leer esta obra bajo el prisma de Latinoamérica por la figura de “la loca del ático” que rescata la literatura latinoamericana, y es que la literatura y los estudios culturales donde se hace la pregunta ¿estaba tan loca la loca del ático, o es lo que nos querían hacer creer…? Finalmente, sólo se nos indica que está loca, pero nuevamente sin contexto: Es una mujer arrancada de su espacio (es alejada de su modo de vida, de sus lazos familiares, de sus costumbres, de su idioma), sometida a otro espacio al que no se adapta, por lo cual es encerrada…

Respecto a la edición, Alba tiene ediciones preciosas, tapa dura, letra de tamaño grande, márgenes para tomar notas, básicamente son ediciones que me gustan, pero me pasó, al menos con mi ejemplar, que venían páginas repetidas varias veces, era un loop de páginas y era molesto, tampoco es menor considerando el precio de la edición y que hay otras más económicas.

En resumen, Jane Eyre atrapa de principio a fin, no importan los años que transcurran, Jane es una mujer que pese a todas las desventuras siempre luchará por ser sí misma y por ser una mujer independiente.

2 comentarios:

  1. Hace muchos años que la leí y, en realidad, no me atrapó (de hecho me costó terminarla). Creo que la retomaré pensando en “la loca de patio”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ese es un personaje super interesante y, por eso, fue tomado por la literatura latinoamericana, es realmente muy interesante la visión de la mujer en esa época y aunque conservadora, a la autora se le escapan varios temas que no son taaaan conservadores.

      Eliminar

Lecturas actuales - Primeras impresiones

Este mes he decidido participar en varias lecturas conjuntas (LC), además de realizar mis propias lecturas. Por ello, decidí compartirles...