Habitantes

lunes, 19 de febrero de 2018

Reto Lector #2: Pepi, la fea 1 y 2

Esta obra de Josefa Wallace, compuesta por 3 novelas, es la historia de Pepi, una joven nada agraciada. La historia comienza en la juventud de Pepi, una adolescente sin vida social que descubre en el internet la posibilidad de hacer lo que no puede hacer afuera de él. Estamos hablando de los años dos mil: de msn, los chat, hotmail y esas cosas. Básicamente, Pepi se convierte en un troll, pero entre trolleada y trolleada conoce a un español, que es su alma gemela de ñoñerías, y se enamoran virtualmente. Cabe agregar que por las fotografías el Español es un guapetón.

Pepi sostiene la relación por años, lo cual no es problema por la distancia, pero de pronto el Español comienza a pedirle fotografías y, peor aún, que active la webcam. Como Pepi se siente demasiado fea y teme que él la deje de amar, le pide a su mejor amiga Javiera (rubia y guapa) que le preste su rostro, a lo que ella accede.
El panorama se complica cuando el Español viaja a Chile para visitarla. Nuevamente tendrá que pedirle ayuda a Javiera (quien esta vez accede por dinero) a juntarse con el Español. Lamentablemente, Pepi recibirá una mala noticia de Javiera y se enterará que el Español no era quien decía ser y que la engañó mucho tiempo. Esto no es más que el inicio de la novela y de un corazón roto.
Pasan los años y Pepi se enamora, termina, se enamora y termina. Su última ruptura, con propuesta de matrimonio incluída, obliga a nuestra protagonista a replantearse las cosas y decide ir a hacer un posgrado a Madrid. Todo marcha bien hasta que un día en el tren subterráneo ve a un hombre igual que el de la foto de su Español: a su lado, su ex mejor amiga, Javiera. Aquí parte la historia de Pepi la fea, que deberá enfrentar a Javiera y luchar por el Español. Como si fuera poco, las cosas se complicarán con Ibizo, un amigo que conocerá en Madrid.
Definitivamente, la historia es muy divertida y en sus viajes conocerá grandes amigos: Ibizo, la Mexicana, Blondie, Tulenka, ObiWan… Me encanta que haya llamado a los personajes por características, porque es mucho más fácil recordarlos. Asimismo, es entretenido viajar con ella por Madrid y Córdoba, además de que utiliza muchos modismos chilenos y tiene una narrativa muy liviana. En fin, Pepi tiene una imaginación y gracia para contar las anécdotas que es, cuando menos envidiable. Además, pareciera que nació para estar metida “donde las papas queman”, porque le pasan una y mil aventuras y desventuras.
En lo personal, no creo que sea una obra que vaya a traspasar la literatura por años de años. Es probable que olvide de qué se trata en un par de semanas (todavía estoy leyendo la tercera parte). Tampoco es que me haya obligado a pensar demasiado, por el contrario, es una obra que precisamente elegí porque estaba leyendo un libro denso que necesitaba masticar y comencé a leer “Pepi, la fea” para distraerme un poco, y efectivamente logró su cometido. “Pepi, la fea” es como ver un matinal solo para divertirse un rato sin pensar y más. En este sentido, cumple su función de entretener y desconectarnos.
Mención especial a su gato Teodoro, quien en cada novela va tomando relevancia, lo cual es muy hermoso porque amo a los gatos.

Puedes revisar el reto lector haciendo click aquí.


Ready Player One

                Leí “Ready Player One” de Ernest Cline; del autor del que ya  había leído “Armada” y me había encantado (les dejo el li...