Habitantes

jueves, 6 de diciembre de 2018

Ready Player One


               Leí “Ready Player One” de Ernest Cline; del autor del que ya  había leído “Armada” y me había encantado (les dejo el link de esa reseña), así que mi horizonte de expectativas como lectora era alto. Además que este título es famosísimo y se hizo recientemente una película, lo que volvió a situarlo en la mira.


            El libro se sitúa en un mundo distópico donde los humanos hemos acabado con los combustibles básicos y la vida humana se ha vuelto precaria. No hay combustible para hacer que las cosas funcionen, la comida está racionada y los pobres viven en “edificios” construidos de trailers amontonados unos sobre otros, las personas tienen una baja expectativa de vida, por lo que muchos niños y jóvenes apenas han conocido a sus padres.

            Lo único que le da confort a la humanidad es un sistema de inmersión llamado Oasis, donde las personas pueden vivir sus vidas de formas paralelas, realizar desde trámites bancarios, estudiar y jugar. Además pueden crear la vida que ellos quieren en un mundo a su medida.

            Y el principio es eso, una visión dolorosa del mundo que está normalizada. Los humanos son explotados, viven hacinados, no tienen las necesidades básicas resueltas y por ello, muchos niños viven sin conocer a sus padres. En esta normalidad, sucede un hecho que revoluciona la vida de las personas cuando muere el creador del sistema de inmersión, Oasis, sin dejar herederos; en cambio, promete su fortuna a quien pueda superar los retos que dejó escondidos dentro de Oasis, los cuales están influenciados por su amor a la cultura pop de los  ochenta. La misión implicará conocer en detalle los gustos de su creador, para lo cual se ayudarán del Almanaque de Anorak y a través del ingenio, los jugadores deberán encontrar distintas postas para ganar el “Huevo de oro”.

            Todos intentarán encontrar el premio, pero tras años de buscarlo y sin ninguna pista de la primera prueba, solo quedarán los que son realmente gamers, para quienes el desafío está más allá de la derrota. Dentro de estos buscadores del “Huevo de oro” conoceremos a Wade, nuestro protagonista, un chico pobre que busca pasar la misión de forma honrada, será de los llamados gunters, que son quienes persiguen el premio honestamente, es decir, con sus propios recursos sin hacer trampas, como pasarse información que revele donde están las pistas que deben reunir para completar la misión. 

            Será Wade, contra todo pronóstico, el primero en obtener la primera llave dentro de los retos para obtener el huevo de oro y en el camino irá conociendo grandes amigos, aunque nunca los haya visto en vivo.


            Por otro lado, existirán los sixers, personas de una compañía contratados exclusivamente para ganar la misión (entre los que habrá gamers, pero también eruditos en distintas temáticas, como historia de los 80, especialistas en las series favoritas de Halliday [Anorak], etc) y apoderarse de la fortuna y el control de Oasis y convertirlo en un sistema comercial.

            Los gunters odian a los sixers porque tienen una ética que privilegia el sistema libre y anónimo de Oasis: el sistema libre frente a una industria que lucha por el control de los datos con intereses económicos. 


            El libro tiene una narración que atrapa, los personajes son más que queribles y para un lector que haya sido gamer es una experiencia que pone en juego los recuerdos más básicos. En los juegos MMO (masive multiplayer online) donde se da una relación virtuosa, conoces personas distintas de todas partes del mundo y vives experiencias únicas. Se crean amistades, se genera también una ética entre quienes consideramos que la habilidad es importante y que hacer trampa es incorrecto. Esto en contraposición a la clásica imagen de que quienes juegan lo hacen por carecer de habilidades sociales y que aunque esto pueda ser así en algunos casos, estos son también espacios de sociabilidad cada día más aceptados.

            Mi opinión es que leer este libro es encontrarse con un futuro que no se encuentra lejano, sino es más bien como el doloroso espejo de una realidad que no queremos ver. Actualmente, el abuso de los recursos naturales de todo tipo, el malgasto, la contaminación y el poco cuidado, hacen que este libro sea una posibilidad bastante factible en el corto plazo, quizás no Oasis, pero si la vida que se lleva fuera donde por el mal uso de las energías los humanos viven en precarias condiciones. Por otro lado también hay un reflejo que ya estamos viviendo, y son las compañías que buscan controlar la información y comercializar nuestros datos personales, en este caso para llenarnos de publicidad.

            “Ready Player One” es un libro que nos permite varias reflexiones, por un lado está la humanidad del protagonista y la relación que genera con sus amigos. Se puede también leer los gunters contra los sixers. Los gunters luchan por una internet libre e inclusiva, contra los sixers para quienes somos datos y lo importante es cómo eso nos afecta económicamente. Finalmente, podemos también leerlo desde este mundo que los humanos hemos destruido nuestro planeta y por eso, como desea Artemis, una famosa gunter, somos nosotros los que debemos construir un mundo mejor fuera de Oasis.

viernes, 30 de noviembre de 2018

Matar un Reino


“técnicamente, soy un asesino, pero me gusta pensar que esa es una de mis mejores cualidades” (Matar un Reino)




La lectura conjunta del mes de noviembre de la Liga Booky correspondía al libro “Como Matar un Reino” de Alexandra Christo, publicado este año. El libro es un retelling de la historia de La Sirenita. Historia que, como la gran mayoría, conozco por la versión de Disney.

La historia se trata de dos personajes: Lira, una sirena hija de la Reina del Mar y su heredera. La Reina del Mar la quiere convertir en un ser malvado porque no la considera suficientemente mala para poder asumir su cargo. Acá las sirenas roban los corazones de los humanos y el mundo de ellas es bastante oscuro. Por otro lado esta Elian, príncipe de Midas, heredero al trono, pero que ha decidido que la vida de pirata cazador de sirenas es mucho mejor… (es que en el mar la vida es más sabrosa).

Lira caza príncipes y Elian caza sirenas, es más, quiere acabar con las sirenas y para ello irá en busca del  segundo ojo de Keto, una piedra que da poderes ilimitados y del cual las sirenas poseen el primero. Un día la madre de Lira decide castigarla por no obedecerla y la convierte en humana (porque obvio que ser humano es lo peor que te puede pasar) y Elian la encuentra y queda prendado de ella. Elian, su tripulación y Lira en versión humana irán en busca del ojo de Keto para dar la batalla final entre humanos y sirenas, guerra en el que ambas especies pretenden eliminar a la otra. Esa es básicamente la trama.


Mi opinión


Una de las primeras cosas que llamó mi atención fue la preciosa portada y que era un motivante para la lectura, asimismo que me comentasen que era un retelling oscuro de La Sirenita. La lectura es sumamente rápida. Me sorprendió lo breve de los capítulos y la narración se va alternando entre Lira y Elian. A pesar de lo breve de los capítulos hay partes que me sobraron y lamentablemente es muy predecible, lo cual -como lectora- considero poco motivante. 

La primera lectura era hasta el capítulo once (de 43) y ya en ese capítulo era evidente todo lo que ocurriría. De todos modos, como era una lectura conjunta decidí leerlo hasta el final esperando que de pronto la historia mejorase. Mi primera impresión fue más o menos lo que concluí del libro. Es predecible y la construcción de personajes es bastante débil, especialmente Lira es un personaje muy poco coherente, me faltó materia en ella. Lo que me gustó sí, fue el mundo de las sirenas y todos los habitantes del mar. Creo que es la mayor fortaleza de la historia. 

Para concluir: creo que es rapidísimo de leer, es una lectura que está muy predigerida y por lo tanto es liviana, sencilla y creo que fue una experiencia interesante porque probablemente si no lo hubiese leído como lectura conjunta no habría terminado de leerlo y al final hay una escena de acción bien entretenida que me habría perdido. También rescato que es un libro actual y muy leído, por lo que como lectora me sirve para conocer que se está leyendo.

miércoles, 28 de noviembre de 2018

Mujercitas

Gracias a una bookstagram llamada @esenciadelibro llegué a un grupo de Lecturas Conjuntas de libros clásicos que me encanta, básicamente porque me gustan mucho los este tipo de literatura. Este mes tocaba “Mujercitas” de Louisa May Alcott, una obra conocida y reconocida, de la cual quizás viste la película de 1994 donde actúa Kristen Dunst cuando era muy muy pequeñita haciendo de Amy.

Mujercitas es un libro dirigido especialmente a niños y preadolescente, de hecho, yo lo leí cuando era muy pequeña porque me llamó la atención.

Es un libro que se trata de cuatro hermanas: Meg, Jo, Beth, y Amy, y de sus vivencias en medio de la guerra civil en EE.UU. Las niñas viven una vida normal y la guerra es un trasfondo lejano pero que afecta sus vidas, pues su padre está allí y entonces asistimos a una casa habitada sólo por mujeres, donde la madre es sin duda la figura que va poniendo los límites y ayudando a las niñas en su proceso de crecimiento.

Las niñas son muy distintas y sus personalidades van chocando, pero prima el cariño que hay entre ellas. Jo es el personaje más fuerte y que rompe esquemas de género, pues no acepta los límites impuestos por su época. Meg es sin duda la adolescente que quiere vivir la juventud y a ratos se ve anhelando la vida de lujos, Beth es un personaje tímido y adorable con tono angélico y Amy es la que desea ser más grande, al ser la más pequeña es sin duda la más traviesa.

La historia está bien contada que da gusto y se puede leer en un par de horas. La autora sabe cómo construir personajes queribles y convertir la cotidianidad en una historia en la que nos vamos adentrando en el mundo de esta familia. El libro está narrado a través de pequeños cuadros en los que pone a interactuar las personalidades de las hermanas y saca a relucir lo mejor y lo peor de cada una.

Creo que es relevante leerlo considerando el contexto y es allí donde podemos entender lo avanzada que es la autora para la época, en su forma de pensar en la educación, la construcción de las mujeres y los valores que busca entregar.


Fue un gusto volver a leerlo, sin duda, de adulta uno ve un poco la inocencia y que a ratos es muy naivé, por ello, los invito a que si lo leen de más grandes tengan muy presente el contexto en que fue escrito para poder apreciarlo, y comprendiendo que está dirigido a un público infantil-juvenil.

jueves, 15 de noviembre de 2018

Lecturas actuales - Primeras impresiones

Este mes he decidido participar en varias lecturas conjuntas (LC), además de realizar mis propias lecturas. Por ello, decidí compartirles qué tal me parecen los libros hasta ahora. Algunas lecturas ya las había realizado, por lo que son relecturas y hay otras nuevas.

Relecturas

- Mujercitas (LC): Leí este libro de Louisa May Alcott cuando era muy pequeña, lo volví a leer más grande cuando vi la película y ahora por tercera vez en una lectura en conjunto. Me gusta mucho la manera en que está escrito este libro (en este caso, la traducción). Se trata de las historia de cuatro hermanas: Beth, Jo, Meg y Amy. La autora comienza con una escena muy cotidiana y desde allí podemos construir la personalidad de las hermanas. Todas tienen personalidades muy distintas y la principal es la de Jo, una niña que tiene claro que quiere salirse de los moldes establecidos. Por el momento me está gustando la relectura y me estoy dejando encantar por esta dulce familia.
- Los Diez Negritos (LC): Hasta hace unos años jamás había leído un libro de Agatha Christie y me sentía sumamente culpable. Era verano y me puse a curiosear en la biblioteca de mis papás, el libro me llamó la atención y lo leí con avidez. Hoy lo vuelvo a leer y me ha gustado mucho como la narradora va dando voz a todos los personajes. Se trata de diez personas citadas por una misteriosa familia a la Isla del Negro. La manera en que vemos de distintas perspectivas la situación nos hace entrar en la Isla y en sus misterios. Es una historia detectivesca, que en esta ocasión me ha costado leer. Se me ha hecho lento en comparación a mis otras lecturas, probablemente porque es un poco más densa.


Lecturas Nuevas

- Matar un Reino (LC): Esta obra es un retelling* de “La Sirenita”, es un libro de capítulos cortísimos y lectura rápida. Por ahora no me está encantando, es divertido y leerlo se hace fácil que da gusto, pero lo cierto es que a fin de cuentas los personajes son débiles. La protagonista Lira es un personaje muy poco coherente, la historia resulta demasiado predecible (ojo, que quiero aclarar que dado que es un retelling podemos saber la historia, pero creo que si alguien no la conociera igual sabría el desenlace solo leyendo la primera parte) y creo que incluso siendo corto sobran partes.

- Estudio en Escarlata & El Signo de los Cuatro: Para mi cumpleaños me regalaron este libro hermoso. Nunca había leído las historias de Sherlock, así que mi pareja me lo regaló para que empezara desde el principio y me encantó. No pude evitar pensar en el actor que encarna a Sherlock en la serie homónima porque Benedict Cumberbatch da el ancho, es muy similar a la descripción. Me gusta mucho que esté narrado desde la perspectiva de Watson y me gustó mucho la forma en que estaba relatado. Estudio en Escalata lo terminé, pero dejé pendiente “El Signo de los Cuatro” para avanzar en mis otras lecturas.

Y ustedes, ¿qué están leyendo?


* Retelling: es una nueva versión o una reescritura de un cuento de hadas clásicos

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Jane Eyre de Charlotte Brontë

Suelo leer varios libros a la vez, pero hay casos en que la obra me tiene a tal punto atrapada, que prefiero terminarlo antes de comenzar otro, básicamente porque no puedo parar de leerlo y necesito saber qué va a suceder.

Jane Eyre es una novela escrita por Charlotte Brontë, quizás la más conocida de las hermanas Brönte, y publicada en 1847. Es una obra bastante sustanciosa que nos hace acompañar a Jane durante gran parte de su vida, siendo testigos de sus aventuras y sus desventuras.

Algunos han calificado a Jane de sosa, solícita y sumisa pero después de leer la obra, me parece que es una visión superficial del personaje. Primero porque hay que ponernos en el contexto en el que escribe Charlotte, una época en que se espera que las señoritas cumplan ciertas reglas, y aunque Jane tenga la apariencia de sumisión y fragilidad, no es más que eso: una apariencia. La protagonista es más bien “salvaje” (varias veces se la califica así en la obra, especialmente los hombres que la conocen más en profundidad), contestadora y siempre hace lo que su voluntad le pide, aunque muchas veces ello sea sumamente dificultoso.

Las primeras páginas atrapan… es que Jane es una niña poco afortunada, que pierde a sus padres para ser adoptada por su tío, quien la querrá como a una hija, pero no podrá decirse lo mismo de su esposa y sus primos. A la pérdida de sus padres se sumará la de su tío y con ello se acabará la escasa protección que tenía, quedará sumida al desprecio de su tía, al maltrato de su primo y al desdén de sus primas. Como se puede apreciar, Jane es una heroína trágica ¡Y eso que solo les estoy contando las primeras páginas del libro! La protagonista será una mujer con un cuerpo sumamente frágil, pero un alma fuerte que le ayudará a apreciar a todas las personas que le ayuden en la vida y a determinar su virtud ante cualquier entuerto (y créanme que sobrarán).



Mi opinión…



Jane Eyre de Alba ediciones tiene aproximadamente 700 páginas que me devoré con total avidez, me costaba dejar a Jane en esa profunda soledad de la que era parte y me daba curiosidad la historia narrada desde su propia perspectiva. Es fácil encariñarse con un personaje como éste, lleno de virtudes, pero con muchos defectos también. Asistimos a su proceso de maduración, en el que Jane aprende a controlar sus impulsos y se educa, pero siempre saldrá a relucir su rebeldía. 

Es muy interesante que el personaje de Jane se oponga a otro personaje Bertha, a quien  conoceremos en la casa del Señor Rochester. La loca del ático es del nuevo mundo y trae consigo todas sus depravaciones, se le acusa de locura como una enfermedad sin contextualizarla. No tiene el comedimento ni la ética propia de la mujer europea, no es callada ni sumisa, no es inteligente ni calma; Jane será entonces la figura femenina opuesta… pero no estoy tan segura. Sí, Jane es innegablemente la presencia de la virtud femenina, pero el personaje deja escapar más independencia de la que quizás se quisiera. Es cierto que se somete a su Señor Rochester pero exclusivamente movida por un amor. Es cierto que no es esclava de sus pasiones, pero creo que la autora deja abiertos huecos de lectura indicando que Jane, si bien es comedida, tiene deseos que no se aplacan y que son parte de su ser.


Por otro lado, es importante leer esta obra bajo el prisma de Latinoamérica por la figura de “la loca del ático” que rescata la literatura latinoamericana, y es que la literatura y los estudios culturales donde se hace la pregunta ¿estaba tan loca la loca del ático, o es lo que nos querían hacer creer…? Finalmente, sólo se nos indica que está loca, pero nuevamente sin contexto: Es una mujer arrancada de su espacio (es alejada de su modo de vida, de sus lazos familiares, de sus costumbres, de su idioma), sometida a otro espacio al que no se adapta, por lo cual es encerrada…

Respecto a la edición, Alba tiene ediciones preciosas, tapa dura, letra de tamaño grande, márgenes para tomar notas, básicamente son ediciones que me gustan, pero me pasó, al menos con mi ejemplar, que venían páginas repetidas varias veces, era un loop de páginas y era molesto, tampoco es menor considerando el precio de la edición y que hay otras más económicas.

En resumen, Jane Eyre atrapa de principio a fin, no importan los años que transcurran, Jane es una mujer que pese a todas las desventuras siempre luchará por ser sí misma y por ser una mujer independiente.

miércoles, 17 de octubre de 2018

Reto Lector #10: Drácula de Bram Stoker

                “Sus ojos realmente echaban chispas. El rojo fulgor que despedían era espeluznante, como si en ellos ardieran las llamas del infierno” (P. 75)


    Drácula, ¿necesita presentación? El famosísimo conde Drácula de Transilvania, inspirador de películas, juegos y otras expresiones culturales, es un gran señor muy adinerado y también el mayor de los enemigos de la humanidad: es un vampiro, un upir, un chupasangre.

    Pero Drácula, la novela de Bram Stoker, es en realidad sobre Jonathan Harker, un joven abogado que trabaja en bienes raíces y que tiene una oportunidad laboral importante si va a Transilvania a tramitar un contrato con el mismísimo conde Drácula. Naturalmente, nuestro protagonista no tiene la menor pista de que va a la guarida de un vampiro.

    Al llegar a Transilvania los aldeanos del pueblo le advierten que no se dirija al castillo del conde, pues está maldito, pero hace caso omiso a las advertencias. Tras llegar a la morada de Drácula todo comenzará a a teñirse de extraño, la presencia de la muerte y la putrefacción están allí; si en un principio Jonathan intenta justificar todo lo que sucede como una extravagancia, su estancia obligada en el lugar significará presenciar las cosas más horrendas y extraordinarias. Las advertencias eran ciertas. Luego de varias peripecias, Jonathan logrará escapar del castillo y volver a su país.

    Pero la pesadilla de Drácula no termina, pues éste decide marchar a Inglaterra. Grande será la sorpresa de Jonathan, quien habiendo regresado al cuidado de su amada esposa, Mina Harker, aún se encuentra en shock por su experiencia en Transilvania. La visión de Drácula y la interrupción en sus vidas significará el ingreso de personajes como Lucy, Morris, Van Helsing, entre otros, siendo Mina, el personaje más fuerte de esta novela.

    Una de las gracias de esta obra es que su estructura se constituye de cartas y extractos de diarios de vida, todo lo que sabemos de la historia es lo que los personajes nos revelan de ella desde sus puntos de vista.


Mi lectura:


    En lo personal había leído Drácula más de una vez, pero está ocasión leí la preciosa edición de la editorial Austral. Es una edición y traducción impecables. La portada es simple pero elegante y la tapa dura hace de esta una edición lujosa. En lo personal espero que me acompañe muchísimo tiempo, porque Drácula es para mí un texto al que regreso con frecuencia.

    En esta lectura disfruté mucho de la narración, intentando ver en detalle cada personaje y cada historia. En esta ocasión me centré mucho más en Jonathan y sus debilidades, en Mina y su fortaleza, es ella el personaje más fuerte de todos quienes allí aparecen, incluso más fuertes que todos los hombres que van a enfrentar a Drácula. 

    Podemos también leer la clave de la oposición entre Lucy y Mina, dos personajes que están estructuralmente muy relacionados, no son solo amigas, sino que se complementan dentro de la estructura. En este libro, si bien una mujer es el tronco de la obra, no aparecen muchos personajes mujeres, sino que son los hombres los que llenan está novela de principio a fin, cada uno con personalidades muy diferentes unidos por el amor a una mujer (Lucy inicialmente).

    Otro de los personajes importantes es sin duda alguna el querídisimo Van Helsing, el símbolo de la sabiduría dentro de la obra. Releí a los personajes con menor prejuicio posible, pero hay algunas ideas que no cambiaron de mis lecturas anteriores, como mi opinión respecto al personaje de Lucy, tan querido y tan superficial a la vez, para mí no es precisamente un personaje querible. En  esta ocasión, si me llamó poderosamente que en ocasiones el sacrificio de Mina  fuese excesivo, aunque este se podría justificar porque es un personaje angélico, en oposición -en este caso- al personaje demoníaco que es el conde Drácula. 

    Un punto que me gusta de esta y otras obras de vampiros del siglo XIX, es la construcción de personajes tan opuestos y que lo demoníaco -lo oscuro, la muerte, la maldad- se manifieste de manera tan evidente y tan cruda, pero a la vez tan integrado a la sociedad. En estos personajes no existe algo así como la redención, pues no hay espacio para otra cosa que la maldad.

    Respecto a la estructura, es una parte que sin duda gocé. Disfruto de los géneros referenciales como el diario de vida o las cartas, así que verlas como parte de la ficción me hace disfrutarlo; genera una constante expectación en el lector, porque no tenemos control alguno respecto de la información a la que tendremos acceso y estamos conscientes de que no podremos obtener todo lo que queramos porque no hay un narrador omnisciente que nos permita entrar en lo más profundo de la mente de los personajes; a menudo tenemos que conformarnos con la superficie, con lo que son capaces de confesar en su diario o en las cartas, pero no tenemos el acceso ilimitado de un narrador que nos cuenta lo que sus personajes quisieran callar. Tampoco podemos conocer todas las aristas de la narración, sino que fragmentos.

    La historia sucede al inicio muy lento, pero mientras avanzamos la acción ocurre mucho más rápido. Se desarrolla en dos espacios principalmente: Transilvania e Inglaterra. No es menos importante este punto, una ciudad “desarrollada” frente a un lugar “rural” es una oposición clásica. La civilización es la de las ciencias y el progreso, que se opone al espacio de “creencias”, a lo “mágico” del pueblo. Son también las dos caras de un época. La ignorancia es la que hace creer en hechos sobrenaturales, por eso la llegada de Drácula a Londres es tan importante: lo sobrenatural se vuelve innegable.

    Esta novela ha resistido los años y hasta el día de hoy es un referente en la cultura, en el cine, en los cómics o en la música. La resistencia al olvido de esta novela es porque la historia atrapa, porque habla de un tema que trasciende el tiempo para los seres humanos: el mal. El mal que se manifiesta de diversas formas, en la época de Bram Stoker se manifestaba en un aristócrata frío y altanero. Al leerlo sabemos que la lucha contra Drácula sigue vigente, pero ¿cómo se manifiesta el mal ahora? 
    Por cierto, con esto cumplo el reto lector del mes de octubre sobre lectura de horror sobrenatural, por lo que pronto comenzaré a ver que leeré para noviembre.
   
   Si quieres saber más de literatura de horror sobrenatural del siglo XIX, te invito a revisar el post que escribí sobre el tema, pincha aquí!

miércoles, 10 de octubre de 2018

Reto Lector + Lectura de “Lord Cochrane vs. Cthulhu”


“En todo caso, pensó, sería una buena muerte.
Una despedida gloriosa.” (P. 311)


    Si septiembre fue el mes de leer autores nacionales, octubre es el mes de los monstruos, así que aproveché de hacer la reseña de “Lord Cochrane vs. Cthulhu” de Gilberto Villarroel para juntar ambos y es el libro con el que cumplo el reto lector de septiembre :)

    La historia comienza en Ford Boyard, un fuerte francés secreto mandado a construir por Napoleón en un punto estratégico. Todo parece normal hasta que es capturado un bote con ingleses, entre los que se encuentra el famoso Lord Cochrane; a su vez regresa un bote de Ford Boyard con todos sus integrantes muertos en violentas circunstancias.

    Lord Cochrane o “El Diablo”, como le apodan, es culpado inicialmente de la matanza de los franceses, sin embargo, pronto sucederán hechos más allá de la explicación, como la aparición de una misteriosa isla y el ataque de seres que simplemente están más allá del terror. Las fuerzas francesas se ven mermadas y será solo con la ayuda de Lord Cochrane que podrán sortear los ataques de estas misteriosas criaturas, pero éstas parecen ser infinitas e inteligentes y lo más angustiante, parece ser que no son lo peor.



    Gracias a la ayuda de dos eruditos franceses y la astucia e intrepidez de Lord Cochrane, irán descifrando lo que sucede y qué es la misteriosa isla. No solo alberga horribles monstruos, sino que también es el lugar de descanso del mayor enemigo de la humanidad: Cthulhu. Después de miles de años dormido, volverá a despertar de su letargo ¿Qué sucederá con la humanidad?

“Lo que apareció ante sus ojos fue una diminuta escultura de arcilla, tan antigua que parecía de piedra, y que representaba una figura que al comienzo le pareció antropomorfa pero que después, al mirarla con más detención, evocaba más bien a una bestia con tentáculos de pulpo que arrancaban desde la cabeza en diferentes direcciones y unas alas de dragón atrofiadas que le nacían de la espalda” (P. 61)

    Tengo que confesar varias cosas: compré este libro por el título y la portada sin ninguna expectativa, además la primera vez que comencé este libro lo dejé de leer, probablemente por mi costumbre de leer 4 ó 5 libros a la vez (una costumbre que me hace finalmente dejar inconclusas algunas lecturas). En septiembre decidí volver a leer este libro y no pude soltarlo. Me atrapó la trama y los personajes. Con Lord Cochrane me pasó algo que me pasa con las personas, se notaba la profundidad del personaje. Conocíamos una parte, quizás la más relacionada a su “leyenda”, pero se dejaba entrever que el personaje se sostenía por sí mismo, como cuando conoces a alguien y sabes que ves solo una parte, pero que detrás de eso hay más, eso me pasó con Lord Cochrane, vi al personaje que era una leyenda, pero también a un ser con una personalidad propia del que solo veía luces, pero notaba que estaba lleno de sombras, es un personaje lleno de contenido. Es evidente que está muy bien logrado y eso me hizo querer seguir leyendo, pero no solo por Lord Cochrane también hay otros personajes muy queribles como el capitán Eonet o el sargento Tronchon, aunque menos desarrollados es muy fácil encariñarse con ellos, también personajes que llegan a ser cómicos, como los hermanos Campollion, y otros que  son simplemente detestables, pero generaron en mí, como lectora, una reacción inevitable.

    La historia está muy bien contada, la pluma de Gilberto Villarroel es ágil y atrapa, no deja por ello de contar detalles que nos permiten imaginar el lugar y sentirnos allí en medio de la tormenta, es una novela de literatura fantástica que nos remite a otras lecturas del género (sin ser ellas necesarias para entender la obra), pero no deja de tener un fuerte arraigo en hechos históricos, lo que se palpa a través de sus páginas y que luego se puede confirmar en la sección de agradecimientos. Alguien que ya conozca en mayor detalle la historia de este personaje podrá disfrutar de esta obra siempre y cuando acepte las licencias que se toma, claro está, pues la obra no pretende ser histórica.

    Además cabe recalcar que está bien editada, lo que no es menor considerando que los libros que leí paralelamente con este libro tenían varios errores.

    Algo que me sucedió es que esperaba con mucha ansiedad la llegada de Cthulhu. El autor sabe mantener la tensión hasta llegar a la épica batalla final, pero supongo que al estilo de película gringa yo quería que el enemigo máximo apareciese antes, je.

    El libro lo recomiendo muchísimo por todo. Siempre es agradable leer una buena pluma además con un tema tan entretenido como este. La obra conjuga de buena manera la acción con el relato que nos permite construir la situación en que nos situamos, hay por lo tanto, de ambas en una buena proporción. También en lo referido al detalle, destaco los ingeniosos inventos de Lord Cochrane e incluso el detalle de la alimentación. Por otro lado, nos encontramos con una pelea entre grandes: Lord Cochrane vs. Cthulhu y estando en el mes del terror qué mejor que enfrentarnos con Cthulhu.

Ready Player One

                Leí “Ready Player One” de Ernest Cline; del autor del que ya  había leído “Armada” y me había encantado (les dejo el li...