Habitantes

miércoles, 10 de octubre de 2018

Reto Lector + Lectura de “Lord Cochrane vs. Cthulhu”


“En todo caso, pensó, sería una buena muerte.
Una despedida gloriosa.” (P. 311)


    Si septiembre fue el mes de leer autores nacionales, octubre es el mes de los monstruos, así que aproveché de hacer la reseña de “Lord Cochrane vs. Cthulhu” de Gilberto Villarroel para juntar ambos y es el libro con el que cumplo el reto lector de septiembre :)

    La historia comienza en Ford Boyard, un fuerte francés secreto mandado a construir por Napoleón en un punto estratégico. Todo parece normal hasta que es capturado un bote con ingleses, entre los que se encuentra el famoso Lord Cochrane; a su vez regresa un bote de Ford Boyard con todos sus integrantes muertos en violentas circunstancias.

    Lord Cochrane o “El Diablo”, como le apodan, es culpado inicialmente de la matanza de los franceses, sin embargo, pronto sucederán hechos más allá de la explicación, como la aparición de una misteriosa isla y el ataque de seres que simplemente están más allá del terror. Las fuerzas francesas se ven mermadas y será solo con la ayuda de Lord Cochrane que podrán sortear los ataques de estas misteriosas criaturas, pero éstas parecen ser infinitas e inteligentes y lo más angustiante, parece ser que no son lo peor.



    Gracias a la ayuda de dos eruditos franceses y la astucia e intrepidez de Lord Cochrane, irán descifrando lo que sucede y qué es la misteriosa isla. No solo alberga horribles monstruos, sino que también es el lugar de descanso del mayor enemigo de la humanidad: Cthulhu. Después de miles de años dormido, volverá a despertar de su letargo ¿Qué sucederá con la humanidad?

“Lo que apareció ante sus ojos fue una diminuta escultura de arcilla, tan antigua que parecía de piedra, y que representaba una figura que al comienzo le pareció antropomorfa pero que después, al mirarla con más detención, evocaba más bien a una bestia con tentáculos de pulpo que arrancaban desde la cabeza en diferentes direcciones y unas alas de dragón atrofiadas que le nacían de la espalda” (P. 61)

    Tengo que confesar varias cosas: compré este libro por el título y la portada sin ninguna expectativa, además la primera vez que comencé este libro lo dejé de leer, probablemente por mi costumbre de leer 4 ó 5 libros a la vez (una costumbre que me hace finalmente dejar inconclusas algunas lecturas). En septiembre decidí volver a leer este libro y no pude soltarlo. Me atrapó la trama y los personajes. Con Lord Cochrane me pasó algo que me pasa con las personas, se notaba la profundidad del personaje. Conocíamos una parte, quizás la más relacionada a su “leyenda”, pero se dejaba entrever que el personaje se sostenía por sí mismo, como cuando conoces a alguien y sabes que ves solo una parte, pero que detrás de eso hay más, eso me pasó con Lord Cochrane, vi al personaje que era una leyenda, pero también a un ser con una personalidad propia del que solo veía luces, pero notaba que estaba lleno de sombras, es un personaje lleno de contenido. Es evidente que está muy bien logrado y eso me hizo querer seguir leyendo, pero no solo por Lord Cochrane también hay otros personajes muy queribles como el capitán Eonet o el sargento Tronchon, aunque menos desarrollados es muy fácil encariñarse con ellos, también personajes que llegan a ser cómicos, como los hermanos Campollion, y otros que  son simplemente detestables, pero generaron en mí, como lectora, una reacción inevitable.

    La historia está muy bien contada, la pluma de Gilberto Villarroel es ágil y atrapa, no deja por ello de contar detalles que nos permiten imaginar el lugar y sentirnos allí en medio de la tormenta, es una novela de literatura fantástica que nos remite a otras lecturas del género (sin ser ellas necesarias para entender la obra), pero no deja de tener un fuerte arraigo en hechos históricos, lo que se palpa a través de sus páginas y que luego se puede confirmar en la sección de agradecimientos. Alguien que ya conozca en mayor detalle la historia de este personaje podrá disfrutar de esta obra siempre y cuando acepte las licencias que se toma, claro está, pues la obra no pretende ser histórica.

    Además cabe recalcar que está bien editada, lo que no es menor considerando que los libros que leí paralelamente con este libro tenían varios errores.

    Algo que me sucedió es que esperaba con mucha ansiedad la llegada de Cthulhu. El autor sabe mantener la tensión hasta llegar a la épica batalla final, pero supongo que al estilo de película gringa yo quería que el enemigo máximo apareciese antes, je.

    El libro lo recomiendo muchísimo por todo. Siempre es agradable leer una buena pluma además con un tema tan entretenido como este. La obra conjuga de buena manera la acción con el relato que nos permite construir la situación en que nos situamos, hay por lo tanto, de ambas en una buena proporción. También en lo referido al detalle, destaco los ingeniosos inventos de Lord Cochrane e incluso el detalle de la alimentación. Por otro lado, nos encontramos con una pelea entre grandes: Lord Cochrane vs. Cthulhu y estando en el mes del terror qué mejor que enfrentarnos con Cthulhu.

2 comentarios:

  1. Hola! Vengo desde tu bookstagram a saber más del libro :3
    No soy de esta clase de libros pero estaría bueno probar de leerlo, a lo mejor me sorprende. Últimamente yo también soy de leer varios libros a la vez y la verdad no me está agradando nada jajaja.
    Besos ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué no te esta agrandando? Es complejo, pero a veces sirve para leer más, otras para hacernos perder lecturas.
      Un abrazo!

      Eliminar

Reto Lector #10: Drácula de Bram Stoker

                “Sus ojos realmente echaban chispas. El rojo fulgor que despedían era espeluznante, como si en ellos ardieran las llamas de...