Habitantes

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Reto Lector: Manga - Soy un gato

Este manga es un solo tomo basada en la novela “Soy un gato” de Soseki, una de las novelas cumbre de la literatura japonesa. Bueno… eso me contó mi humana porque yo no leí el libro.
Trata de un gatito que es despojado de su mamá-gato cuando cachorrito, sin ninguna razón lo tiran lejos de ella y sin saber qué hacer se pone a explorar. Llega, casi se casualidad, a vivir con el profesor Kushami. 
Cuando llega a la casa del profesor, en un principio se niegan a aceptarlo y lo echa a la calle una de las mujeres que vive allí, pero nuestro gato, como buen gato, insiste en regresar. Ese juego de ir y volver se detiene cuando lo ve el profesor, quien sabiamente se da cuenta que si el gato decidió vivir ahí, es lo más sano aceptarlo. Hasta ahí el humano tenía buena pinta…
Pero llegando este pequeño y majestuoso gato a su casa, nadie le pone un nombre, así que cuando le preguntan, él solo puede responder que es un gato… obviamente otro gato se burlará de él por eso… 
Los humanos en esta obra no tienen mayor respeto por Gato, la mayoría no lo acepta y él se termina refugiando en el profesor, que la mayoría del tiempo está durmiendo (mi humana duerme un montón, pero no tanto como este profesor). 
Gato, que tiene un buen corazón, intenta socializar con la familia, pero nadie lo valora y en esa ausencia de nombre, vemos una ausencia de afecto. Yo he conocido gatos que realmente no son afectuosos y menos cariñosos con los humanos, por lo que realmente me molestó la actitud de estos humanos >:(
Gato es quien se queda ahí, en una casita de Japón, presenciando en silencio las aventuras y desventuras de la familia. Es un testigo silencioso, dado que no puede ayudar a su humano cuando se entera de información importante… es que su humano no entiende una gota de gatunés.
Lo cierto es que, en mi gatunidad, este querido amigo me dio mucha pena. Yo para un gato siempre espero lo mejor y a pesar de que las ilustraciones me gustaron mucho, no fue un manga que digiriese fácil y creo que difícilmente lo pudiera hacer con el libro.
Mi humana me comentó que en distintas culturas hay distintas formas de enfrentarse a la realidad, pero yo no espero para los gatos nada menos que un tratamiento acorde a nuestra dignidad de gatos. También me explicó que en muchos sentidos hay una riqueza en lo que el gatito observa y que el gato observa desde una mirada curiosa los hechos que sucedían históricamente.
Recordé que había estado leyendo la historia cultural del gato y que se hace mención de forma un poco desordenada a algunas visiones de los gatos en oriente y en Japón, donde llegan como animales exóticos y pronto se transforman en seres no queridos. Existe un cierto respeto por su carga “mágico-demoníaca”, pero también un recelo y no la preocupación debida.
En resumen, a mi el manga me dio mucha pena, una profunda pena por aquel gato sin nombre que merecía más de lo que tuvo, es realmente triste. Si les gusta el llanto y lo japonés (mi humana agrega que aplica si les gusta la tristeza a la japonesa), podría ser lo de uds., pero si andan con la fibra sensible, les recomiendo tomar distancia e ir por otro libro. Lo califico con 3 patitas de 5. Manga: Soy un gato

     

4 comentarios:

  1. Me gusta leer libros sobre gatos pero este por lo que cuentas no me da muy buena pinta, pues sufro leyendo si veo que Gato está triste:( mejor leer algo más alegre jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy de la misma perspectiva. Sufrí, es muy japonés sufriente y ellos si que saben como hacerte sentir triste!

      Eliminar
  2. Hola soy de rincondetinta18 Ya te segui. Acá te dejo mi blog https://rincon-detinta.blogspot.com/
    ¡Nos estamos escribiendo en el grupo de wpp! Besos!

    ResponderEliminar

Ready Player One

                Leí “Ready Player One” de Ernest Cline; del autor del que ya  había leído “Armada” y me había encantado (les dejo el li...